Tiberíades

Tiberíades se encuentra ubicada en la orilla occidental del Mar de Galilea (Lago Kineret), en la Baja Galilea, en el Distrito Norte de Israel.

Es una de las ciudades israelíes que más atrae a los turistas, por sus sitios históricos y por la gran oferta turística que ofrece. Es reconocida como ciudad santa judía junto con Jerusalén, Hebrón y Safed.

Tiberíades lleva su nombre en honor del Emperador Tiberio. Fue construida aproximadamente en el año 20 D.C. por Herodes Antipas, hijo de Herodes el Grande, en el sitio de una aldea destruida de Rakkat y se convirtió en la capital de su reino en Galilea.

Tiberíades también es reconocida como la ciudad de los Milagros. En el año 30 A.C. Jesucristo caminó sobre las aguas del Kineret. A medida que se iba extendiendo el Cristianismo se fueron construyendo numerosas iglesias en Tiberíades y en sus alrededores. Entre los años 1990-93 fueron descubiertos los restos de una iglesia bizantina con singulares objetos de culto.

Además de los lugares santos cristianos, Tiberíades es considerada una de las ciudades santas de Israel ya que allí se encuentra enterrados varios sabios judíos, como el Filósofo Maimónides y los rabinos Akiva, Yochanan Ben-Zakai y Meir Baal HaNess.

Tiberíades fusiona antiguas ruinas con edificios y hoteles modernos. Tiene múltiples y diversos atractivos para todos los gustos: deportes acuáticos extremos, playas, muchas zonas de césped, un parque acuático, museos, un importante centro comercial, repleto de bares, restaurantes, heladerías, tiendas y alojamiento en hoteles frente a la playa.

También es reconocida por sus manantiales con propiedades terapéuticas. Cuenta con modernos balnearios y las instalaciones cuentan con piletas públicas, salas de tratamiento con barro, un departamento de fisioterapia, laboratorios y clínicas.
Una pasarela central de madera une a la Tiberíades moderna con la zona antigua de la ciudad, donde son imperdibles los paseos en barco por el Lago Kineret. En la zona portuaria, con una industria pesquera muy desarrollada, no hay turista que resista a saborear los pescados frescos extraídos del Lago. Infaltables los puestos callejeros y la oferta de falafel caliente.

Tiberíades resulta atractiva todo el año gracias a su belleza natural, su historia, sus tranquilas playas, sus aguas termales y las actividades que ofrecen la ciudad y sus alrededores.

Loading...

¡Compartir es demostrar interés!

Leave a Comment