El reparto de pasaportes venezolanos a miembros de Hizbolá, en manos de El Aissami

Tareck el Aissami ha sido señalado repetidas veces como responsable de la entrada y asentamiento en Venezuela de Hizbolá, grupo terrorista libanés de filiación chií, apadrinado por Irán. Para facilitar su participación en el negocio del narcotráfico en que está envuelto el chavismo y ayudar a sus movimientos por el mundo, repartió visados y pasaportes a miembros del grupo y otros elementos radicales cuando fue ministro de Justicia e Interior, entre 2008 y 2012. Se calcula que en ese periodo se registraron como ciudadanos venezolanos al menos 173 individuos de Siria, Líbano, Jordania, Irak e Irán.

La apertura a Hizbolá fue decidida por Hugo Chávez y secundada por Nicolás Maduro, quien como ministro de Exteriores llegó a reunirse en secreto con el líder de esa organización. La política de ayuda a Hizbolá ha continuado, especialmente gestionada desde la Embajada en Jordania, donde opera Husam el Aissami, primo de Tareck.

Beneficiarios de visados, residencia y ciudadanía

De acuerdo con fuentes de inteligencia, entre quienes han obtenido visados, residencia y ciudadanía de Venezuela a través de Tareck el Aissami están:

Adul Ghani Suleima Waked. Considerado mano derecha de Hassan Nasralá, líder de Hizbolá.

Milad Bou Nasr Eddin. Familia directa de Salameh Nasserddin, elemento político de Hizbolá para América Latina y familiar de Gazhi Nasserddine. Este último, nacionalizado venezolano, fue encargado de negocios en la Embajada de Venezuela en Damasco, puesto que utilizó para entregar visas a elementos radicales; está bajo sospecha por el FBI por sus estrechas conexiones con Hizbolá.

Munther Yacoub. Arrestado en Canadá en 2004, acusado de contrabando de recambios de vehículos a Irak por medio de terceros países.

Kamal Fayad. Miembro de «Al Monitor», órgano de propaganda chií en favor de Irán.

Ver también:  ¿China en problemas? Trump ordena la imposición de aranceles por valor de 200.000 millones

Makram Abdoul Khalek. Familiar de Amakram Daoud Abdel Khalek Abdel-Khalek, miembro de la organización libanesa Partido Socialista Progresista (PSP), de Walid Jumblatt.

Abbas Husein Harb. Miembro de la red de Ayman Joumaa, conocida como red Joumaa, de narcotráfico y lavado de dinero. Joumaa está acusado formalmente en Estados Unidos por envíos de toneladas de cocaína desde Colombia a EE.UU.; se le atribuyen operaciones de lavado de dinero de 200 millones de dólares mensuales. Abbas Husein Harb ha tenido acceso a diversos canales del sector financiero libanés.

Kassem Mohamad Saleh. Miembro de la red Joumaa, incluido como Abbas Husein Harb en el listado de personas vinculadas a actividades narcotráfico y blanqueo de capitales elaborado por el Tesoro estadounidense. Ambos han gestionado varias compañías dedicadas al lavado de dinero, en Colombia y en Venezuela, entre ellas Importadora Silvania, vinculada a Tareck el Aissami. Kassem Mohamad Saleh es hermano de Ali Mohamad Saleh, de nacionalidad libanesa y colombiana, considerado por EE.UU. como un «facilitador fundamental» de financiación para Hizbolá, especialmente a través de negocios en el enclave colombiano Maicao, que aloja una gran colonia libanesa.

Walid Abdul Khalek. Familiar de Abdel Khalek, excomandante de las Fuerzas Patrióticas Libanesas.

Khuzaei Salha. Familiar del periodista de Hizbolá del mismo nombre.

Omar Khaled. Militante de Hizbolá, según el registro del Comando tripartito Argentina, Brasil y Paraguay.

Malik el Rifai. Abogado vinculado a Jaoude Law Firm, un bufete de abogados de Líbano que gestiona empresas de fachada para el blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico y destinadas al terrorismo.

Especial ABC.es

Loading...

¡Compartir es demostrar interés!

Leave a Comment