El príncipe de Arabia Saudita reconoce el derecho de Israel de existir, y habló sobre futuros lazos

Mohammed bin Salman le dijo al periódico The Atlantic que el Ayatola de Irán “es peor que Hitler” porque está “intentando conquistar el mundo”.

En una entrevista publicada el lunes, el Príncipe heredero a la Corona de Arabia Saudita Mohammed bin salman reconoció el derecho a la existencia de Israel y ensalzó la perspectiva de futuras relaciones diplomáticas entre su reino y el estado judío.

En una extensa entrevista otorgada a Jeffrey Goldberg Mohammed expuso su visión sobre el futuro del Medio Oriente, incluso la posibilidad de cooperar con Israel.

Cuando se le preguntó si cree que “el pueblo judío tiene derecho a una nación-estado al menos en parte de su patria ancestral”, respondió: “Creo que cada pueblo, en cualquier lugar, tiene derecho de vivir en una nación en paz. Creo que los palestinos y los israelíes tienen derecho a tener su propia tierra”.

Sin embargo, de acuerdo con los términos de la propuesta de paz regional de su reino, el príncipe heredero de Arabia añadió que un acuerdo con los palestinos era un requisito previo para las relaciones formales. “Pero necesitamos un tratado de paz que aseguro la estabilidad para todos y establecer relaciones normales,” dijo.

¿Tiene “alguna objeción no religiosa a la existencia de Israel?”, se le preguntó luego. A lo que respondió: “Tenemos preocupaciones religiosas acerca del destino de la mezquita en Jerusalén y acerca de los derechos del pueblo palestino. Eso es lo que tenemos. No tenemos objeción alguna contra ningún pueblo.”

Cuando se le preguntó sobre el antisemitismo en Arabia Saudita, dijo: “Nuestro país no tiene ningún problema con los judíos. Nuestro profesa Mahoma se casó con una mujer judía. No solo una amiga; se casó. Nuestro profeta, sus vecinos eran judíos. Van a encontrar un montón de judíos en Arabia Saudita provenientes de Norteamérica, Europa. No existen problemas entre cristianos, musulmanes y judíos. Tenemos problemas como los que usted encuentra en cualquier lugar del mundo, entre algunas personas. Pero la mayoría son problemas comunes.”

Israel y Arabia Saudita no tienen establecidas relaciones oficiales y el reino no reconoce al estado judío. Israel insinuó lazos no oficiales con Arabia Saudita en los últimos años, haciendo hincapié en que los dos países comparten intereses en la región respecto de detener el avance de Irán. Los rumores de relaciones por debajo de la mesa han sido negados por los funcionarios de Arabia Saudita, Sin embargo, un general de Arabia Saudita visitó Israel y se encontró con legisladores israelíes y funcionarios sauditas se encontraron en público con funcionarios israelíes en diversas oportunidades. También, Arabia Saudita permitió que Air India viaje desde ese país a Israel ida y vuelta atravesando su espacio aéreo.

Al conversar sobre la preocupación sobre Irán, que Israel y Arabia Saudita tienen en común, dijo: “Israel es una gran economía en comparación con su tamaño y es una economía en crecimiento; por supuesto hay muchos intereses que compartimos con Israel y si hay paz, habrá muchos intereses entre Israel y los países del Consejo de Cooperación del Golfo y países como Egipto y Jordania.”

Salman también habló sobre la amenaza a Medio Oriente que significa Irán, incluso al decir que el Ayatolah Ali Khamenei, líder supremo de la Republica islámica, “hace que Hitler se vea bueno.”

Ver también:  El gabinete de seguridad de Israel ahora celebra sus reuniones en un búnker subterráneo

“Hitler no hizo lo que el líder supremo está intentando hacer. Hitler trató de conquistar Europa. Eso es malo”, explicó. “Pero el líder supremo está tratando de conquistar el mundo. Se cree el dueño del mundo. Ambos son malos. Él es el Hitler del Medio. En la década de 1920 y 1930, nadie veía peligro en Hitler. Solo pocos. Hasta que sucedió. No queremos que lo que sucedió en Europa suceda en el Medio Oriente. Queremos detener esto a través de maniobras políticas, económicas, maniobras inteligentes. Queremos evitar la guerra.”

Al ser cuestionado sobre las diferencias entre el presidente Barack Obama y su sucesor, Donald Trump, en la manera de lidiar con la amenaza iraní, Salman dijo que a pesar del tratado nuclear de 2015 con Teherán tenía por objetivo detener el fanatismo de la República Islámica, incluía riesgos que su país no estaba en condiciones de correr..

“El Presidente Obama creyó que si le daba a Irán oportunidades para abrirse, Irán cambiaría.” Salman explicó. “Pero con un régimen basado en esa ideología, no se abrirá pronto. Sesenta por ciento de la economía iraní está controlada por la Guardia Revolucionaria. Los beneficios económicos del tratado nuclear con Irán no llegan al pueblo.

“Se llevaron $150 mil millones después de firmar el tratado. ¿Puede darme el nombre de un proyecto de vivienda que se haya construido con ese dinero? ¿Un parque? ¿Una zona industrial? ¿Puede nombrarme una autopista? Les aconsejé: por favor muestren que están construyendo una autopista con los 150 mil millones,” dijo. “. “Para Arabia Saudita, existe un 0,1 por ciento de posibilidades de que ese tratado resulte en un cambio para el país. Para el presidente Obama era un 50 por ciento. Pero incluso si existía un 50 por ciento de posibilidades de que funcionaria, no podemos correr el riesgo. El otro 50 por ciento de posibilidades es la guerra. Tenemos que ir a un escenario que no sea la guerra.”

En una gran sacudida saudí el año pasado, el Príncipe Mohammed hizo a un lado a su primo más viejo y con más experiencia para ser el primero en la línea del trono de su padre, y se estableció para controlar la política saudita en las próximas décadas.

Los sauditas están trabajando de manera agresiva para cambiar las percepciones. Se ven como socios esenciales contra los grupos extremistas musulmanes, especialmente desde el primer viaje de Trump en el extranjero el año pasado, en el que promocionaba sus lujosas compras de productos de alta tecnología de compañías estadounidenses que creaban empleos. En Yemen, el Reino dice que está mejorando sus objetivos militares, abriendo puertos y bregando por $1,5 mil millones en ayuda.

Fuente: The time of Israel
Associated Press contribuyó con este informe
Traducción:Radio Jai

Loading...

¡Compartir es demostrar interés!

Leave a Comment