Fuertes rumores: ¿está Kim Jong-un en Pekín?

¿Está Kim Jong-un en Pekín? Es la pregunta que corre de boca en boca en la capital china. La presencia de un tren norcoreano en la estación central, un fuerte —fortísimo— dispositivo de seguridad en torno a la residencia para huéspedes oficiales del Gobierno chino, y un vídeo de una larga caravana de vehículos oficiales por las calles de la ciudad han desatado los rumores. La agencia de noticias Bloomberg sostiene que se trata del líder y que ha recibido confirmación de tres fuentes. Medios surcoreanos, en cambio, apuntan que también podría tratarse de la hermana de él, Kim Yo-jong. O incluso, al decir de los analistas, del nonagenario jefe de Estado nominal, Kim Yong-nam.

Hasta el momento, no se ha producido ningún tipo de confirmación o desmentido oficial. Los medios oficiales norcoreanos no han mencionado ninguna visita. Corea del Sur parece haber sido tomada por sorpresa y se limita a indicar que sigue con atención el desarrollo de los acontecimientos, sin poder confirmar si se trata verdaderamente de Kim Jong-un. El Gobierno chino, que podría sacar de dudas, solo da la callada por respuesta.
En un Pekín cubierto este martes por una espesa capa de contaminación, las principales pistas sobre la presencia de una alta personalidad norcoreana las daba el excepcional despliegue de policía en las calles, solo comparable al de los días de las más importantes citas políticas. La circulación estaba controlada en torno a la plaza de Tiananmen, donde se encuentra el Gran Palacio del Pueblo -el lugar donde los líderes chinos reciben a los visitantes extranjeros- y junto a Zhongnanhai, el complejo residencial de los dirigentes chinos. La vigilancia era extrema en torno a Diaoyutai, la residencia de huéspedes oficiales: calles cortadas, escuelas desalojadas, vendedores ambulantes obligados a marcharse, complejos residenciales con las puertas cerradas cerrados por órdenes de unos agentes de policía visiblemente tensos.

Ver también:  Trump acepta ahora que hubo «interferencias» rusas en las elecciones de 2016 pero «no conspiración»

Los rumores se desataron el lunes por la noche, después de que medios japoneses detectaran que un tren norcoreano había cruzado la frontera entre los dos países, a través del Puente de la Amistad Chino-Coreana que conecta las ciudades de Dandong en China y Sinuiju en Corea del Norte, y se adentraba en territorio chino. Los hoteles de Dandong con vistas al puente habían cancelado sus reservas para estos días y cubierto con cortinas sus ventanas, según la cadena de televisión surcoreana SBS.

El que cruzaba no era un tren ordinario: verde y con una línea horizontal amarilla, de 21 vagones, parecía muy similar que utilizó el padre de Kim Jong-un y anterior líder norcoreano, Kim Jong-il, para viajar a Pekín en 2011. Las conjeturas arreciaron cuando el tren llegó ya de noche a Pekín y fue recibido por una guardia de honor, aunque nadie pudo ver quién era realmente el ocupante. Un vídeo, nuevamente de medios japoneses, muestra cómo una larguísima comitiva de vehículos oficiales, incluida una ambulancia, entra en Diaoyutai.

Uno de los vehículos de la caravana que ha levantado los rumores esta mañana en Pekín. Mark Schiefelbein AP
En las visitas previas de líderes norcoreanos a Pekín, China y los medios oficiales norcoreanos solo confirmaron que habían tenido lugar una vez que el dirigente había regresado a Pyongyang. En este caso, parece que podría ocurrir el miércoles por la tarde: según SBS, los hoteles de Dandong vuelven a admitir reservas en sus habitaciones con vistas a partir de entonces. [El País]

Loading...

¡Compartir es demostrar interés!

Leave a Comment