Assad sigue exterminando a su pueblo: Las fuerzas leales al Gobierno sirio aíslan la mayor localidad de Guta!

IsraelHoy/ElMundo.- Pocas horas después de consumarse la primera expulsión de combatientes fundamentalistas de Guta Oriental, este sábado, las fuerzas leales al Gobierno sirio han cortado la carretera que une la localidad de Duma y el resto del distrito. Este avance, frente a la débil defensa de una oposición fracturada, ocurre en medio de salvajes bombardeos que han dejado casi un millar de muertos. Pese a la tregua decretada durante las mañanas, los civiles, temiendo por su vida, no están abandonando Guta por los corredores designados.

La web de noticias Al Masdar ha mostrado este sábado imágenes, tomadas de noche, de un bus transportando combatientes islamistas. Según el medio, simpatizante del Gobierno de Bashar Asad, se trataba de 13 milicianos del Comité para la Conquista del Levante (HTS) – heredera del Frente Nusra, brazo sirio de Al Qaeda – siendo transportados, junto a sus familias, desde Guta hacia la provincia noroccidental de Idlib. Este grupo tiene en esta zona, en manos alzadas, uno de sus principales bastiones en Siria.

El mismo sábado, el Ejército del Islam, otro de los grupos que controlan territorio en Guta, anunció un acuerdo para “evacuar” a los miembros del HTS encarcelados desde el año pasado, tras un choque entre facciones alzadas. El Ejército del Islam explicó que durante una visita de representantes de la ONU a Guta, esta semana, se había acordado el traslado del primer contingente de presos de HTS. La organización ultra conservadora no especificó cuántos miembros de HTS tiene entre rejas. Se estima que más de un centenar.

Aunque la medida adoptada por el Ejército del Islam – que, a diferencia de HTS, sí queda bajo el paraguas de la última resolución del Consejo de Seguridad de la ONU de petición de tregua – buscaba aligerar la presión contra Guta, la ofensiva no ha cesado. Duma, corazón de la zona bajo control del Ejército del Islam en Guta, ha quedado aislada este sábado después de que los leales a Bashar Asad hayan logrado cortar la principal vía que una esta localidad con la de Harasta.

De acuerdo con el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, que ha dado la noticia, un bombardeo mató a nueve civiles en Misraba, un barrio de Guta también en manos del Ejército del Islam, a las pocas horas de expulsar a los de HTS. “La política es de tierra quemada”, explica Basam, un activista que permanece en la zona objeto de los últimos bombardeos. El Observatorio suma este sábado 975 muertos desde el inicio de la última ofensiva asadista hace dos semanas. Doscientos de ellos son menores.

Ver también:  Tensión a tope: Netanyahu regresa de inmediato a Israel para dirigir las operaciones en curso!

Al cortar la carretera entre Duma y Harasta, los fieles al Gobierno sirio, apoyados por la aviación rusa y por milicias pro Irán, se han hecho con la mitad de Guta que poseían los opositores. La zona opositora ha quedado partida en tres. Las brigadas atrincheradas, principalmente el Ejército del Islam – patrocinada por Arabia Saudita – y Faylaq al Rahman – financiada por Turquía – discrepan en su proceder mientras responden a los ataques con ataques. Al menos dos civiles murieron en Damasco por artillería alzada.

Fuentes médicas dentro de Guta, trabajando en condiciones paupérrimas dada la falta de material – funcionarios del régimen ordenaron retirar suministros sanitarios del convoy humanitario que entró esta semana -, denuncian el uso de gas cloro, bombas de dispersión y barriles de explosivos. Los civiles, sin apenas alimentos, están siendo forzados a refugiarse en sótanos a oscuras. Quienes no combaten están atrapados en medio de la infernal lucha de Guta, impedidos o temerosos de salir del cerco que sufren.

Francotiradores impiden salir de Guta: El periódico New York Times, citando a Sayad Malik, un delegado de Naciones Unidas que integró el convoy que entró en Guta a principios de semana, ha informado de que francotiradores opositores están impidiendo abandonar Guta a aquellos civiles que lo desean. Malik señala que dos personas han muerto por fuego de francotirador cuando su familia trataba de escapar hacia zona oficialista desde Duma. Dos niños del grupo lograron alcanzar el otro lado.

El funcionario de la ONU matizó al New York Times que, pese a que muchos de los que desearían irse podrían hacerlo, optarían por quedarse aunque los francotiradores no amenazasen. Según explica, estos temen por su seguridad en territorio controlado por el Gobierno, y tienen miedo de no poder regresar a sus hogares en el futuro. Durante asedios anteriores, la administración Asad ofreció a los civiles quedarse bajo ciertas condiciones o ser desplazados a Idlib. Esta vez, sin embargo, tal oferta no les ha llegado.

El ejecutivo sirio ha habilitado dos corredores desde Guta, así como infraestructuras para atender a los pocos civiles que han podido o querido salir. La agencia oficial SANA ha asegurado este sábado que opositores han atacado un grupo de coches de personas que trataban de abandonar Guta por el corredor de Al Maliha, y han capturado a dos representantes civiles encargados de facilitar la salida de civiles. Para Malik, los combatientes de uno y otro lado son responsables de la terrible situación que están sufriendo los civiles.

Loading...

¡Compartir es demostrar interés!

Leave a Comment