Iom Kipur: ¡Lo que necesitas saber!

Deberíamos saber qué estamos haciendo y hacerlo bien! Pues Ion Kipur es el día más sagrado del año judío.

Kaparot – En víspera de Iom Kipur , temprano por la mañana, se lleva a cabo el ritual de “Kaparot” para quitar la posibilidad de un mal decreto Divino. Se utiliza un gallo para los hombres y una gallina para las mujeres.

Comida para dos días – En la víspera de Iom Kipur se come y se bebe en abundancia para poder ayunar en Iom Kipur.

Perdón – Nos reconciliamos unos con otros y fomentamos el compañerismo y el amor al prójimo para que no queden pecados y rencillas entre nosotros los cuales no son redimidos en Iom Kipur.

Enendido de Velas:

Baruj Ata Ad-on-ai, E-lo-heinu Melej Haolam, Asher Kideshanu Bemitsvotav, Vetsivanu Lehadlik Ner Shel Shabat ve shel Iom Hakipurim

Bendito eres Tú,Señor, nuestros Di-s nuestro, que nos has santifico con Sus preceptos y nos  ordenó encender las velas Shabat y de Iom Kipurim.

Baruj Ata  Ado-nai Eloheinu Melej Haolam Shehejeyanu Vekiyimanu Vehigianu Lizman Hazeh.

Bendito seas, Señor nuestro D-os, Rey del universo, que nos has dado vida, nos has sostenido y nos has permitido llegar a esta ocasión.

Ayuno – El precepto mas importante del día es el ayuno. Además de la prohibición de comer y beber, también se prohibe en este día bañarse, usar calzado de cuero, las relaciones conyugales y el uso de cosméticos.

Plegarias – En Iom Kipur recitamos 5 plegarias: La nocturna, que comienza con el Kol Nidrei; Shajarit y Musaf durante la mañana; Minjá y Neilá antes del anochecer. Se acostumbra a recitar el “Vidui” (Confesión) en cada plegaria.

Todos sentimos la importancia que envuelve al sagrado día de Iom Kipur, por ello acudimos al Templo a rezar, ayunamos y cuidamos la santidad del día (no trabajamos etc.). El motivo, es porque en este día se define nuestro futuro para el año entrante, y en este momento Hashem sella para nosotros un año bueno para salud y bienestar.

No obstante debemos saber que Hashem nos observa no solamente en Iom Kipur, sino por supuesto durante todo el año. Entonces, así como nos acercamos al Templo y pedimos a Hashem perdón por nuestros errores y le suplicamos nos beneficie con un dictamen favorable, sería una buena decisión vincularnos con El todos los días. Y que la primera cosa que hagamos de aquí en más, sea rezar y pedirle a El por un día exitoso. Y si es un día de semana, colocar los Tefilín y dar una moneda a quien la solicita sin juzgar ni investigar si la persona realmente lo necesita.

Debemos saber que de la misma forma que actuamos para con nuestro prójimo, Hashem se comporta para con nosotros, vale decir que también nos da sin investigar si lo merecemos y Hashem nos da un día de salud y éxito en nuestra actividad.

Cortesís: Jabad.org.ar


Ángel por un Día

¿Qué son los “ángeles”? Los ángeles son seres completamente espirituales, que tienen el objetivo exclusivo de servir a su Creador.

En Iom Kipur, cada judío se asemeja a un ángel. Como explica el Maharal de Praga:

“Todas las mitzvot que Dios nos ordenó [en Iom Kipur] están diseñadas para remover, en la mayor medida posible, la relación de una persona con el mundo físico hasta que la persona se asemeje a un ángel”.

Así como los ángeles (por así decirlo) se paran derechos, así también nosotros pasamos la mayor parte de Iom Kipur parados en la sinagoga. Y así como los ángeles (por así decirlo) se visten de blanco, así también nosotros acostumbramos a vestirnos de blanco en Iom Kipur. Así como los ángeles no comen ni beben, de la misma forma, nosotros no comemos ni bebemos.

Cinco Aspectos

Hay cinco áreas físicas de los cuales nos apartamos en Iom Kipur. Ellas son:

  1. Comer y beber
    2. Lavarnos
    3. Aplicarnos aceites o lociones en la piel
    4. Tener relaciones maritales
    5. Usar zapatos de cuero

A lo largo del año, pasamos nuestros días enfocados en la comida, el trabajo, las posesiones materiales superficiales (simbolizadas por los zapatos) y los placeres superficiales (simbolizados por los aceites). En Iom Kipur, reorganizamos nuestras prioridades de acuerdo a lo que realmente importa en la vida.

Como Rab Eliahu Dessler escribe:

“En Iom Kipur el poder de la ‘inclinación negativa’ es disminuido. Por lo tanto, nuestro anhelo de elevarnos espiritualmente se reafirma, después de haber estado latente como resultado del efecto del pecado en el alma. Este rejuvenecimiento de las intenciones le da derecho a la persona a ser considerada de manera especial y ser perdonada”.

Teshuvá y perdón

Ver también:  Israel lo confirma: Es el primer país en utilizar los F-35 furtivos en combate real!

Luego del pecado del becerro de oro, Moshé le rogó a Dios que perdonara al pueblo. Finalmente en Iom Kipur, la expiación fue conseguida y Moshé bajó el segundo conjunto de Tablas desde el Monte Sinaí.

Desde aquél día en adelante, cada Iom Kipur ha traído consigo un poder especial para limpiar los errores del pueblo judío (tanto individualmente como colectivamente) y dejar la pizarra en blanco.

Si bien Iom Kipur expía las transgresiones en contra de Dios, esto no incluye los males cometidos en contra de otros seres humanos. Es por esto que la costumbre judía universal —en algún momento antes de Iom Kipur— es disculparse y buscar el perdón de cualquier amigo, pariente o conocido a quien podamos haber dañado o insultado durante el último año.

El ayuno mismo

El ayuno de Iom Kipur comienza con la puesta del sol y dura 25 horas, hasta el siguiente anochecer.

En la tarde previa a Iom Kipur, es una mitzvá especial comer una comida festiva.

Para poder hacer tu ayuno más fácil en general, durante el día anterior, trata de comer algo cada dos horas. En la comida festiva, come una porción moderada de comida para no acelerar el proceso de digestión. Tampoco tomes café o bebidas cola, porque la cafeína es un diurético. Los que acostumbran tomar mucho café pueden también evitar el temido dolor de cabeza disminuyendo lentamente la cantidad de café consumido durante la semana anterior a Iom Kipur.

Generalmente después de comer nos da más sed, así que cuando termines la comida festiva, deja un tiempo extra antes de la puesta del sol para beber. También, beber agua tibia con azúcar puede ayudar a estar menos sediento durante el ayuno.

En caso de enfermedad

Si alguien está enfermo, y un doctor opina que ayunar puede ponerlo en peligro, el paciente debe comer o beber pequeñas cantidades.

El paciente debe tratar de comer sólo 28 gramos (una onza) y esperar nueve minutos antes de comer nuevamente. Una vez que hayan pasado nueve minutos, puede volver a comer esta pequeña cantidad, y así sucesivamente a lo largo del día.

En cuanto a beber, él debe tratar de beber menos de lo que el Talmud llama “melo lugmav”, la cantidad que llenaría la mejilla inflada de una persona. Si bien esta cantidad varía entre persona y persona, es aproximadamente 35 ml (un poco más que una onza de líquido) y debe esperar nueve minutos antes de volver a beber.

¿Por qué consumir pequeñas cantidades hace una diferencia? En la ley judía, el acto de “comer” es definido como “consumir cierta cantidad en cierto período de tiempo”. De otra manera, no es comer, es “picar”, lo cual, a pesar de que también está prohibido en Iom Kipur, es menos severo cuando la salud está en juego.

La razón para todos estos tecnicismos es porque comer en Iom Kipur está considerado como una de las prohibiciones más serias en la Torá. Así que, aunque hay lugar para ser menos severo en ciertas situaciones, aún así tratamos de minimizarlo.

Nota que comer y beber son tratados como actos independientes, lo que significa que el paciente puede comer y beber al mismo tiempo durante esos nueve minutos, y las cantidades no se suman. Habiendo dicho esto, si estas pequeñas cantidades son insuficientes, el paciente puede incluso comer y beber regularmente. En tal caso, la persona no hace Kidush antes de comer, pero si recita birkat hamazón, ‘la bendición después de la comida’, insertando el párrafo de “yaalé veyavó”.

¿Y qué pasa en un caso en el cual la opinión del paciente discrepa con la del doctor? Si el paciente está seguro que debe comer para prevenir peligro a su salud, entonces nos apoyamos en su palabra, incluso si el doctor está en desacuerdo. Y en la situación opuesta —si el paciente se niega a comer a pesar de las advertencias del doctor— entonces convencemos al paciente de que coma, ya que es posible que su juicio esté afectado por la enfermedad.

¡Les deseo un ayuno fácil y un Iom Kipur significativo!

Cortesía: Aishlatino

Loading...

¡Compartir es demostrar interés!

Leave a Comment